Inicio » 2023 » Marzo » 21

Por Policarpo Díaz Díaz

Parte 8 de 10

<< Leer la entrega anterior de esta serie

Octavo regalo: el deseo de erradicar los abusos sexuales, de poder y de conciencia en la Iglesia

 

Siguiendo la senda abierta por Benedicto XVI y en la que ha tenido que intervenir -de palabra, de obra y de gestos- con tanta radicalidad y contundencia. Por ejemplo, convocó a todos los presidentes de las Conferencias Episcopales del mundo y a todos los superiores de congregaciones religiosas masculinas y femeninas, a una cumbre monográfica (e inédita) sobre este tema en el Vaticano en el año 2019; para ello, también, ha reformado algunas partes del Código de Derecho Canónico (Pascite gregem Dei, sobre la reforma del libro VI del Códido de Derecho Canónico (2021) y la Carta apostólica en forma motu Proprio “Recognitum Librul VI con el que se modifica el can. 695 § 1 del Código de Derecho Canónico (2022), para evitar cualquier tipo de encubrimiento o rebaja de la pena; para ello ha escuchado a víctimas, ha contestado personalmente a cartas y a llamadas de teléfono con víctimas; ha tomado medidas disciplinares ejemplares como la supresión de una Conferencia Episcopal entera (en Chile), o el apartamiento a cardenales y obispos cuya praxis no haya sido clara tanto en el capítulo de abusos directos, como en posibles actitudes de silencio o encubrimiento.

En este sentido, con el documento "Vos estis lux mundi" (2019) establece nuevos procedimientos para denunciar el acoso y la violencia, y asegurar que los obispos y los superiores religiosos sean responsables de sus acciones. Establece la obligación para los clérigos y religiosos de denunciar los abusos. Cada diócesis deberá tener un sistema que sea fácilmente accesible al público para recibir informes.

Categoría: Reflexiones y entrevistas | Vistas: 291 | Agregado por: AdminUPCH | Fecha: 21-Mar-2023 | Comentarios (0)