Bienvenido a la web de la Unidad Pastoral del Centro Histórico de Salamanca


Somos la unidad de las parroquias San Martín - San Julián, La Purísima y San Sebastián.


Ya está disponible la programación de celebraciones, actividades y eventos previstos para este trimestre. Descárgate el PDF para informarte y no perderte nada. En las últimas páginas puedes encontrar información sobre todos los grupos que están funcionando en nuestra Unidad Pastoral. ¿Todavía no estás participando en ninguno? ¡Ven! ¡Te esperamos!

Haz click aquí para descargar el PDF

Categoría: Vida Pastoral | Vistas: 24 | Agregado por: unidadpastoralad | Fecha: 2019-10-17 | Comentarios (0)

El curso ya ha comenzado y las actividades de nuestra Unidad Pastoral están a punto de retomar su ritmo habitual. Hoy hablamos con Puerto García Sierra, artista plástica y creadora del proyecto Templvm. Parte de este proyecto es la propuesta llamada ChiquiTemplvm, que Puerto continúa desarrollando en nuestra Unidad Pastoral también este curso.

¿Cómo surge la idea del proyecto Chiquitemplvm?

Quizás de repente, en sueños, escuchando, pensando en como aportar a la Unidad Pastoral desde lo que soy... buscando un voluntariado en el cual se mezclara el proyecto Templvm, (proyecto dedicado a la evangelización desde la interpretación plástica), con un lugar, con personas, con niños...


¿Se ha hecho antes en otros lugares o es algo totalmente nuevo?


En la Parroquia de San Benito, en Machacón, lugar donde vivo, comenzamos con un grupo de niños hace unos cuantos años y la experiencia fue muy buena. Todavía no tenía nombre, ni forma, pero las sensaciones fueron estupendas.


La actividad tiene lugar en una sala dentro de la iglesia. ¿Cómo reaccionan los chicos y sus padres a este espacio tan poco usual?


Bien. Es una suerte poder utilizar un espacio dentro de la Torre de esta iglesia maravillosa, y es una suerte poder utilizar lo bello y misterioso para pararse mientras se dibuja.

Los caballetes los ha cedido la Escuela de Arte y Superior de Salamanca, los modelos nos los ceden del ciclo de Grado Superior de Fundición Artística, Rosa (profesora de la Escuela) siempre tiene alguna escayola que nos sirve para aprender a dibujar y que no van a usar en el Centro. Cuando se hacen las cosas sin interés económico se recibe mucha ayuda, la verdad.

Los chicos vienen con ilusión y los padres también. Hicimos una merendola al final de curso y nos lo pasamos bien. 3. La práctica artística y la vida espiritual ¿van de la mano? En mi caso si. No se ser de otro modo. Es un regalo y lo vivo así.


¿Cómo el arte puede ayudar a los niños en su camino de la fe?


La verdad es que no tengo la menor idea, pero entiendo que tienen que estar dentro, enredar, ver, escuchar, sentir, sentirse parte... se que tengo que acercar, abrir las puertas de la casa; y que la casa sea de todos, aunque sean ruidosos y vayan un poco a lo loco, pero yo los veo felices, se ríen, y preguntan... y en eso estamos, que pregunten...


Puerto García Sierra @Templvm
#floresparamimadre

Vistas: 101 | Agregado por: unidadpastoralad | Fecha: 2019-10-02 | Comentarios (0)

Ya es tradición en nuestra diócesis comenzar el nuevo curso con la llamada Semana de Pastoral. Este año inauguramos la Semana con una celebración muy especial. Nuestra diócesis acoge la Cruz de Lampedusa, una cruz hecha con tablas de pateras que naufragaron en el Mediterráneo. Bendecida por el Papa, esta cruz recorre ahora el mundo. Hasta los finales de este mes, la cruz permanecerá en nuestra diócesis.

La celebración de la acogida de la Cruz tuvo lugar en la iglesia de la Purísima el pasado lunes 16 de septiembre. Queremos compartir aquí una de las reflexiones que formaron parte de esta celebración.


Leemos en el capítulo 2 del evangelio de Mateo: "El ángel del Señor se apareció en sueños a José y le dijo: "Levántate, toma contigo al niño y a su madre y huye a Egipto; allí estarás hasta que te avise". Sea este un relato histórico o sólo un relato teológico del evangelista, lo que nos importa aquí es considerar que Jesús, desde que nace, es identificado con la historia del Israel como peregrino, como emigrante y como refugiado. Más tarde, Jesús sabrá lo que supone andar buscando trabajo de un sitio a otro.

Un extranjero será quien lleve la cruz de Jesús: "Al salir encontraron a un hombre de Cirene que se llamaba Simón y lo forzaron a llevar la cruz de Jesús". Esta figura de Simón de Cirene contrasta con la del otro Simón, Simón Pedro: mientras Pedro ha renegado de Jesús, aparece aquí la figura de un extranjero, que llevará su cruz hasta el Gólgota.

Será también otro extranjero, el capitán de los soldados que crucifican a Jesús, quien sabrá reconocer lo que los dirigentes judíos negaban: "Verdaderamente este hombre era hijo de Dios". Sólo un pagano reacciona positivamente ante esta muerte, reconociendo en Jesús al mismo Dios.

Por último, Jesús va a experimentar en la cruz la más dura soledad y gritará: "¡Dios mío, Dios mío! ¿por qué me has abandonado?". De esta trágica manera, Jesús se hace solidario con tantas soledades y abandonos como han de padecer tantas personas injusticiadas. Sabemos que muchos inmigrantes (perdidos y ahogados en el mar, o perdidos en medio de una sociedad hostil o indiferente) tienen la experiencia de sentirse solos, abandonados de todos y hasta incluso pueden llegar a dudar de si Dios no les habrá abandonado también ante tanta dureza como tienen que soportar.

Fijémonos ahora en las manos y en los pies de Jesús, clavados… En sus llagas, en las huellas de sufrimiento y de dolor… Esas manos clavadas… ¿no se parecen acaso a esas manos que empuñan los remos de una patera? Manos y brazos que reman con todas sus fuerzas, hasta el agotamiento. Esas manos clavadas… ¿acaso no son las manos del compañero de patera que se agarran firmemente a las manos del que ha caído al mar intentado evitar lo que muchas veces es… inevitable? Manos que despiden… incapaces de rescatar al otro porque no les quedan ya más fuerzas. Esas manos clavadas… ¿no son las manos que trepan por las vallas, en las fronteras de Ceuta y de Melilla? Manos que, una vez llegadas a lo alto, se encuentran con esos malditos pinchos, concertinas asesinas, infames clavos del siglo XXI, que están esperando como esperaron los clavos a las manos de nuestro Señor para taladrarlas y asirlas al madero…

Y esos pies clavados… ¿no son también los pies, descalzos en la mayoría de los casos, de aquellos que tras conseguir desembarcar corren hasta la extenuación y hacia ningún lugar para terminar -en el mejor de los casos y si hay suerte- en una playa en… Algeciras… por ejemplo? Señor Jesús en esta noche de vigilia Te pedimos que nos ilumines, que nos des tu luz para poder hacernos las preguntas necesarias, preguntas valientes, preguntas precisas.

Porque… la pregunta no es por qué llegan tantos inmigrantes a nuestras costas, sino por qué abandonan sus casas, su tierra, su gente… Porque… la pregunta no es dónde desembarcan tantas pateras, sino de dónde vienen… Porque… la pregunta no es qué vienen buscando, sino qué es lo que no encontraron para tener que dejar todo, o mejor dicho, lo poco que tenían… Porque… la pregunta no es cuántos son, sino quiénes son…

Tantas preguntas, Señor… ¡tantas preguntas! Tú, desde la cruz, también hiciste una última pregunta: "¡Dios mío, Dios mío! ¿por qué me has abandonado?" Y tú, Señor… tú hoy, desde la Cruz, mirándonos, nos haces otra pregunta que no puede dejarnos indiferentes y ante la que no podemos escondernos ni mirar para otro lado… Como hombres, como cristianos y como sociedad estamos obligados a darte una respuesta cuando Tú nos preguntas… "¿Qué has hecho con tu hermano?".

Equipo de “Noches de Pan y Luz” Unidad Pastoral Centro Histórico

Categoría: Nuestra diócesis | Vistas: 56 | Agregado por: unidadpastoralad | Fecha: 2019-09-17 | Comentarios (0)

Durante la última Noche de Pan y Luz de este verano nos acercamos a un personaje ejemplar, pero que a veces pasa un poco desapercibido en nuestra vida de fe: Juan el Bautista. Según nos lo narra el Evangelio, la vida del Precursor fue marcada desde el principio por la alegría. Cuando Isabel recibió a María en su casa, la criatura saltó de alegría en su vientre. Juan saltó de alegría al sentir la presencia de Jesús.

¿Cuándo fue la última vez que saltaste de alegría? Nos hicimos esta pregunta, mientras cantamos alegremente, acompañados por Fabiola. Su música y su hermosa voz iluminó nuestra oración.

Uno de los momentos más intensos fue el encuentro personal con el Cordero de Dios. Anunciado por Juan el Bautista, el Señor está ahora con nosotros presente en el pan de la Eucaristía. Tomamos conciencia de su presencia durante la adoración en la capilla del Socorro.

Inspirados por el ejemplo de Juan que daba testimonio de Jesús, nosotros salimos a la calle a dar testimonio de nuestra alegría de ser seguidores de Cristo. Y así fue como concluyó la última Noche de Pan y Luz de esta temporada: con cantos, palmadas y saltos de alegría.

Pero no es una despedida. Dentro de poco más de dos semanas, volvemos a reunirnos para un acontecimiento importante: la recepción diocesana de la Cruz de Lampedusa. Tendrá lugar en la Purísima el día 16 de septiembre a las 21:00 horas, dentro de los actos de la Semana de Pastoral. ¡Estáte atento a la programación para no perderte nada!

Aquí puedes descargar el guion de la oración dedicada a Juan el Bautista, así como los textos de las canciones.

Categoría: Noches de Pan y Luz | Vistas: 114 | Agregado por: unidadpastoralad | Fecha: 2019-08-30 | Comentarios (0)

1 2 3 ... 29 30 »