Inicio » 2020 » Abril » 26 » Tercer Domingo de Pascua
4:58 PM
Tercer Domingo de Pascua

Comentario a las lecturas por Vicky Sánchez

 

- Los Hechos de los apóstoles (2, 14. 22-33)

 

En este tercer domingo de Pascua, la primera lectura de los Hechos de los Apóstoles nos hace una invitación a reflexionar sobre la proclamación del mensaje cristiano (kerigma). Centra todo el misterio de Cristo —ministerio, muerte, resurrección— en el plan de Dios por medio de Jesús. Dios es el que realiza signos y prodigios, acreditándolo así como Mesías. Jesús debía ser entregado a la muerte según el plan decretado y previsto por Dios. Dios es sobre todo el que lo resucita, librándolo de la corrupción de la muerte y abriéndole el sendero de una vida gloriosa.

 

- Salmo 15

 

La carne del Señor no conoció la corrupción del sepulcro a pesar de haber gustado la muerte. Por ello el Señor, previniendo su resurrección gozo de paz imperturbable. Que nos dé la paz de sabernos caminando por un "sendero de vida".

 

- Primera carta del apóstol san Pedro (1, 17 - 21)

 

La idea del destierro como situación actual del cristiano es central en la primera carta de Pedro, desterrado y peregrino en la tierra, como en Babilonia. Vive hacia la patria del cielo prometida como los israelitas en el desierto, ellos fueron rescatados de Egipto. El nuevo Cordero Pascual predestinado antes de la creación y manifestado como comienzo de los tiempos últimos, sobre todo con su resurrección y glorificación obra de Dios y causa de la fe y esperanza en él y en Dios. Por eso el cristiano debe vivir su Pascua con temor, como los israelitas.

 

- Evangelio según san Lucas (24, 13-35)

 

El hecho del relato consiste en que dos discípulos que caminan largo tiempo con Jesús no le conocen. El descubrimiento de Jesús Resucitado no procede de los ojos carnales sino de los iluminados por la fe. Jesús Resucitado es objeto de fe, los discípulos de Jesús llegan a él por las palabras y los signos. Los discípulos lo conocen al partir el pan, pero el se aleja, Jesús sigue presente en una nueva dimensión: la Eucaristía, la Palabra, el Prójimo. Ellos corren y comunican su fe a sus hermanos y de su comunión en la fe nace la gran verdad.

Categor�a: Reflexión semanal | Vistas: 124 | Agregado por: unidadpastoralad | Valoraci�n: 0.0/0
Total de comentarios: 0
avatar