Inicio » 2021 » Marzo » 22 » V Domingo de Cuaresma. 21 de marzo.
9:00 AM
V Domingo de Cuaresma. 21 de marzo.

Las lecturas de hoy son: Jeremías 31:31-34; Hebreos 5:7-9; Evangelio según san Juan 12:20-33;

Queremos ver a Jesús.

Un buen deseo es el que manifiestan los griegos que han ido a Jerusalén para la Pascua. Han oído hablar de Jesús, el profeta de Galilea que ha entrado aclamado en la ciudad santa, y quieren conocerlo. ¿Curiosidad?, ¿búsqueda?, ¿inquietud? Sea lo que sea lo que motiva la petición de los visitantes, es bueno su deseo: conocer a Jesús. Así se lo comunican a Andrés que, junto con Felipe, se lo dice a Jesús: quieren verte, quieren conocerte.

Jesús no contesta de forma directa, pero sí responde a lo que en realidad buscan los griegos. No contesta a su curiosidad, ni les informa de sus datos públicos, ni les da un conocimiento superficial de sí mismo, sino que los muestra el camino para conocerlo en su más profunda y verdadera realidad. Y no es una respuesta solo para ellos, lo es también para nosotros y para todos los que buscan el verdadero rostro del Hijo del Hombre, que es el verdadero ser de cada uno de los hijos de los hombres.

“Como el grano de trigo que, renunciando a su propia vida, se entrega y muere para dar vida, así soy yo. Eso soy yo. Cuando yo sea elevado sobre la tierra, y contempléis cómo mi vida se extingue y se apaga para dar vida, veréis y conoceréis lo que yo soy, y comprenderéis que sólo así se revela el secreto más hondo de mi ser: tomar mi vida, renunciar a ella, entregarla por amor, para que tú y todos tengáis vida. Así atraeré a todos hacia mí”.

Sólo en el rostro de Jesús crucificado se encuentra la respuesta al deseo de conocerlo, sólo en su cuerpo sufriente y ensangrentado, se nos revela la desmesura de su amor por nosotros y su verdadera y más profunda identidad.

Necesitamos mirarte, contemplarte y aceptarte en la cruz, el trono que tú elegiste, en el que has querido mostrarnos tu ser más íntimo y profundo. Así no sólo te conocemos a ti, sino que también se nos revela en verdadero rostro de cada uno de tus hermanos, por los que te has hecho grano de trigo que cae en tierra y muere. Somos la cosecha que has ganado con tu muerte por amor.

Fernando García Herrero

Categor�a: Reflexión semanal | Vistas: 49 | Agregado por: AdminUPCH | Valoraci�n: 0.0/0
Total de comentarios: 0
avatar