Inicio » 2018 » Marzo » 18

Amor y Fe. No es oro todo lo que reluce. Ni todo lo que dicen que es amor, es amor del bueno. No todos los aparentes signos de desinterés y frivolidad por la “Fe” son reales. Y todo absolutamente todo, también es cierto al revés. Es necesario entrar a reflexionar, a pensar, a compartir, a discernir... Este fin de semana un grupo de 10 parejas, así lo hemos hecho en la casa de espiritualidad del Alto del Rollo. Un disfrute. Una gozada. Lo de la próxima o inminente boda, pues también ha sido trabajado, pero desde las claves del amor y de la fe. Nos esperan meses preciosos y una vida apasionante poblada por un amor, vivido desde y con Dios, apasionante. Enhorabuena a todos los participantes. Gracias al equipo que lo ha trabajado y acompañado.

Categoría: Sacramento del Matrimonio | Vistas: 142 | Agregado por: unidadpastoralad | Fecha: 2018-03-18 | Comentarios (0)

El pasado viernes, día 17 de marzo, dentro del programa de Los Viernes de Cuaresma celebramos una jornada especial dedicada a la familia. Después de rezar vísperas y celebrar la Eucaristía en la Purísima nos reunimos en el Aula de Grados de la UPSA para hablar de la Fuerza del Amor en la Familia. Ofrecemos aquí estos pequeños ecos del encuentro.

"...Sabemos que la pastoral familiar es una clave imprescindible. Sabemos que la Palabra De Dios habla de la familia y de una manera nueva, desde Dios, de ser hijos, padres, hermanos, esposos...Sabemos que son muchos los preciosos intentos en nuestra unidad pastoral por estar cerca de los novios, matrimonios jóvenes, padres que piden el bautismo para sus hijos, o la primera comunión, o el crecimiento en la fe en las edades infantiles, adolescentes y juveniles. Pero no conocíamos las ofertas de la Universidad Pontificia como auxilio y compromiso con la pastoral familiar (Instituto Superior de Ciencias de la Familia y el Centro de Orientación y Mediación Preventiva Familiar). Y esta tarde nos hemos asomado a su belleza. No sabíamos la potencia de los testimonios que nos esperaban: Conchi, Tere, Paco y Lucía. Nos han emocionado. Han conectado con nuestros sentimientos. Nos han abierto puertas y ventanas a la fuerza del amor. Gracias a todos por participar y por ofrecernos este precioso regalo."

Compartimos a continuación un fragmento de la presentación que hizo nuestro párroco Poli Díaz al inicio de esa jornada:

Queremos ocuparnos decididamente de la familia y sus circunstancias y apostar por ella. Esta apuesta nos lleva a cuidar al menos estos espacios:

El cuidado, seguimiento, formación, discernimiento, acogida... con los novios que se acercan a nosotros y quieren vivir el sacramento del matrimonio. Hay un equipo de matrimonios, que junto con los párrocos, se ocupan de este asunto con mucho cariño, cercanía, dedicación… No sólo es un simple “cursillo”, sino mucho más: encuentro, acogida, ofrecimiento permanente, cuidado de la celebración, seguimiento delicado… Esto nos da mucho trabajo, pero es trabajo gustoso, fecundo… Las familias experimentan y saben que pueden acudir a nosotros “a tiempo y a destiempo” para dialogar, desahogar, contrastar, celebrar… Cientos de parejas de novios y de matrimonios jóvenes tienen nuestros teléfonos personales, nuestros e-mails, nuestra web… Muchos nos llaman… Para lo bueno y para lo malo. Para cuando las cosas van bien y cuando se tuercen. Y ahí entramos con delicadeza, escucha atenta, ofrecimiento sincero… Y desde ahí nos interesa mucho, muchísimo, conocer todos los servicios profesionales y científicos de este Instituto Superior de la Familia y de este Centro de Orientación Familiar, que tenemos el gusto, el honor y el privilegio de tener dentro del territorio jurisdiccional de nuestra Unidad Pastoral, en concreto en la Parroquia de San Sebastián.

La oferta de continuar caminando juntos después del matrimonio con elementos variados como pueden ser la formación, la convivencia, la oración, la celebración. Siguiendo las directrices del papa Francisco en “la alegría del amor” y como fruto precioso de la “asamblea diocesana”, iniciamos este camino con un grupito, siempre creciente de parejas. Esta oferta la hacemos no sólo a las parejas que se casan, sino también a otros matrimonios jóvenes a los que también queremos acompañar, seguir, servir: los padres que presentan a sus hijos al bautismo, los padres que piden que los niños tomen la primera comunión, los padres de postcomunión, confirmación, etc…

La formación bíblica: ¿qué dice la Palabra de Dios sobre la familia?, ¿cómo ilumina la Biblia las relaciones esponsales, paternales, filiales, fraternales…? Por eso la programación que este año han seguido un buen número de grupos bíblicos ha sido precisamente esta: “la familia en la Biblia”, queriendo leer la Biblia a la par que textos de la exhortación apostólica postsinodal del Papa Francisco: “la alegría del amor”.

Atender a las familias

Por eso estamos hoy aquí. Porque queremos tomarnos en serio la familia. Porque estamos convencidos que hay mucha debilidad, sí, pero también, y sobre todo, mucha fuerza en el amor. Amor a veces apagado, dormido, entretenido… pero amor que cuando se sopla con el fuelle suave de la ternura y la dedicación, es capaz de despertar del rescoldo y volver a calentar con fuerza la vida. Porque necesitamos conocer estos recursos privilegiados y vecinos que nos ofrece la Upsa. Porque una comunidad parroquial que no se tome en serio a las familias está llamada a perderse lo mejor que la persona puede vivir, aportar, compartir, experimentar, crecer.

Categoría: Tiempo de Cuaresma | Vistas: 146 | Agregado por: unidadpastoralad | Fecha: 2018-03-18 | Comentarios (0)