Inicio » 2019 » Agosto » 02

“El acceso al agua potable y segura es un derecho humano básico, fundamental y universal, porque determina la sobrevivencia de las personas, y por lo tanto es condición para el ejercicio de los demás derechos humanos”. Papa Francisco, Laudato si´ (30)

En el encuentro de Noches de Pan y Luz de ayer nos centramos en algo tan importante e imprescindible para nuestra vida como el agua. Parece mentira que a día de hoy 2 200 000 000 personas en el mundo no cuentan con servicios de agua potable gestionados de manera segura.

En esta reflexión hubo tiempo también para acordarnos de nuestros amigos de Benín. Si todavía no conoces el proyecto Luz para Benín, te recomendamos visitar su página web: luzparabenin.blogspot.com

Igual que el agua es muy importante para la vida, Dios lo es también para que nuestra vida no se seque. Es la sed, la búsqueda de esa fuente de vida, la que nos hace descubrir a Dios poco a poco. Terminamos la oración elevando simbólicamente "la copa" con la voluntad de que nunca a nadie en el mundo le falte el agua.

A continuación compartimos el guion del encuentro y la copa que elevamos.
Categoría: Noches de Pan y Luz | Vistas: 54 | Agregado por: unidadpastoralad | Fecha: 2019-08-02 | Comentarios (0)