Inicio » 2018 » Enero » 14 » Un antes y un después en mi vida de fe
11:08 AM
Un antes y un después en mi vida de fe

Testimonio de Pedro Hernández, participante de los grupos de Biblia desde hace 37 años.

Pertenezco a los grupos de Bíblicos de la Purísima desde su comienzo en 1.979, por lo tanto llevo en ellos 37 años. Recuerdo perfectamente aquel primer grupo de unas cuantas personas, ocho o nueve, reunidos en torno a José Manuel, nuestro párroco, que con mucho entusiasmo comenzó a desentrañar el lenguaje y la grandeza que encerraba la Biblia y así hasta hoy. Muchos detalles con el paso del tiempo se han olvidado, pero lo esencial que ha quedado, ha ido formando una parte importante de mi vida de fe, lo he ido añadiendo poco a poco a mis pequeños descubrimientos y aunque con frecuencia, me doy cuenta que a pesar de tantos años, aún no se nada sobre este sagrado libro, también es verdad que todos y cada uno de los miembros de los grupos, mantenemos un gran interés, por el descubrimiento, el conocimiento y acercamiento a Dios y sobre todo el seguimiento de su mensaje. Además en estos grupos, se ha ido desarrollando un gran sentido comunitario en los que se han ido afirmando poco a poco su compromiso con la parroquia y con la Iglesia en general. Estoy convencido de que ha habido un antes y un después en mi vida de fe, relacionado con mi pertenencia y fidelidad al grupo de Biblia. Hoy después de tanto tiempo, puedo decir que el estudio de la Biblia, me ha marcado muy favorablemente y no puedo menos de sentirme profundamente agradecido. Agradecido a Dios por la oportunidad que he podido disfrutar, también muy agradecido a la persona que ha hecho posible de una manera incansable y constante todo este recorrido. Gracias también por hacer posible que esta dedicación haya servido para que todos los que formamos los grupos, seamos mejores cristianos, mejores personas, y más felices por haber descubierto un poco más de cerca el Rostro de Dios y su Palabra. Gracias a todos mis compañeros por haber compartido conmigo y con mi esposa, tantas experiencias, tantos pasos, tantas oraciones, tantas risas… Gracias a todos por estar cerca en tantas circunstancias personales de todo tipo, donde siempre me he sentido acompañado y querido, del mismo modo que yo he hecho con ellos, pues existe entre todos un gran cariño y respeto sincero. También doy gracias de una manera especial, por la oportunidad derivada de nuestro estudio de la Biblia, por los viajes realizados en grupo a Tierra Santa, y más tarde siguiendo la ruta de San Pablo a Turquía, Grecia y Roma, experiencias todas ellas inolvidables por su riqueza espiritual, cultural y comunitaria. Termino con unas palabras de San Pablo a los Tesalonicenses: “Así pues hermanos permaneced firmes y guardad cuidadosamente todo lo que habéis recibido”. Pedro Hernández

Categor�a: Grupos de Biblia | Vistas: 137 | Agregado por: unidadpastoralad | Valoraci�n: 0.0/0
Total de comentarios: 0
avatar