Inicio » Semana Santa


Estas son las meditaciones que se hicieron siguiendo la Pasión según San Lucas. El texto evangélico no se incluye, pero sí las citas.

1. Traición en la Eucaristía. ¿Quién es el más importante?: Lc. 22, 14-30

Comentario: Traición en la Eucaristía. Cuando Jesús se está entregando totalmente al Padre y a nosotros, uno de sus discípulos le está traicionando. Ni siquiera en el momento crítico cesan las ambiciones. Jesús entregándose y los discípulos discutiendo sobre quién es el mayor. Jesús nos dice quién es el mayor con su propio ejemplo: el que sirve al prójimo es el más grande.

2. Una advertencia para los buenos: Lc. 22, 31-38

Comentario: Lucas nos describe la crisis espiritual que sufrió San Pedro. Para nosotros ha llegado también una crisis espiritual: parece que muchas personas, sobre todo los jóvenes están rechazando la fe cristiana. El Evangelio y el trabajo por el Reino de Dios no les atrae. Todos estamos conmocionados por el poder que tiene el mal y que se manifiesta en la guerra de Ucrania, en los atentados terroristas, en la corrupción que parece reinar por doquier, en las injusticias sociales, en el hambre que padecen millones de personas, en los refugiados que son rechazados, en la violencia de género incluso dentro de la familia; el mal se ha manifestado también durante la pandemia o en forma de otras enfermedades. Ante toda esta acumulación de mal podemos tener la tentación de cortar por las bravas y empuñar la espada. No hemos entendido de qué va la cosa. Jesús ya ha explicado de qué va el Reino de Dios muchas veces, pero los discípulos no acabamos de entender. Jesús dice que ya basta, que nos va a mostrar de qué va esto del Reino de los cielos y nos lo va a mostrar con su entrega y con la respuesta del Padre suyo y Padre nuestro.

3. Orad para no caer en tentación. Oración en el Huerto de los Olivos: Lucas 22, 39-46

Comentario: ¿Qué tentaciones nos apartan del Reino de Dios? Quizá cada uno tengamos nuestra propia tentación o tentaciones. Pero a todos nos puede pasar lo que a los discípulos en Getsemaní: nos regodeamos en la tristeza y la tristeza no nos deja orar. La tristeza puede ser una forma de huir de la dureza de la realidad, huir hacia nuestro interior. Pero sabemos por experiencia propia y el Papa Francisco nos lo recuerda, que la fe nos proporciona verdadera alegría. Así que, aunque estemos tris ... Leer más »

Categoría: Semana Santa | Vistas: 110 | Agregado por: AdminUPCH | Fecha: 19-Abr-2022 | Comentarios (0)

Pulse aquí para descargar el cartel con la programación en formato PDF (2,21 MB).

 

 

10 de abril. Domingo de Ramos

  • 9:15 – Celebración de la Comunidad Neocatecumenal. Procesión desde San Julián hasta la Purísima, misa en la Purísima.
  • 10:00 – Misa en San Martín
  • 11:00 – Misa en San Sebastián
  • 12:30 – Misa en la Purísima (previa bendición de Ramos y procesión desde San Benito)
  • 13:00 – Misa en San Julián
  • 18:00 – Estación de penitencia de la Hermandad del Despojado. Salida desde la Purísima.

11 de abril. Lunes Santo

  • 20:00 - Lectio de preparación a la pasión en el Salón del Papel (Purísima)

13 de abril. Miércoles Santo

  • 12:00 - Misa Crismal (Catedral)
  • 20:00 – en la Purísima. Concierto Consummatum Est. Coral de Bejar, Coral Salmantina. Dirige Samuel Maíllo.

14 de abril. Jueves Santo

  • 12:00 - Laudes en San Martín
  • 17:00 - Cena del Señor en San Martín
  • 18:00 - Cena del Señor en San Julián
  • 18:30 - Cena del Señor. La Purísima
  • 20:00 - Salida de la Seráfica Hermandad desde la Purísima.
  • 22:00 - Hora Santa en San Julián

15 de abril. Viernes Santo

  • 10:30 - Rezo del Rosario desde San Julián por la calle, hasta la Catedral. Cofradía del Nazareno.
  • 11:00 - Vía Crucis del Nazareno en la Catedral
  • 12:00 - Laudes en San Martín.
  • 12:00 - Vía Crucis en San Sebastián.
  • 16:00 - Celebración de la pasión y muerte del Señor en San Martín
  • 18:00 - Procesión del Nazareno desde San Julián
  • 18:00 - Celebración de la pasión y muerte del Señor en La Purísima
  • 21:00 - Adoración ante la cruz del Señor en San Martín

16 de abril. Sábado Santo

Categoría: Semana Santa | Vistas: 489 | Agregado por: AdminUPCH | Fecha: 06-Abr-2022 | Comentarios (0)

Relato de Octavio C. Velasco. Originalmente publicado en la revista CHRISTUS 2021.


Somos treinta y tres primos por parte materna y, con el paso de los años, casi nos hemos perdido la pista unos a otros. Menos entre hermanos, solo nos hemos visto de guindas a brevas o en entierros y bodas.

Después del funeral de mi madre, uno de los primos pequeños sugirió la idea de hacer un grupo de whatsApp y creó la Velascada. Nos ha permitido poner al día nuestras vidas y mandarnos fotos antiguas y actuales. Incluso, hemos quedado alguna vez en torno al santo del abuelo materno, san Octaviano de Cartago, que cuando éramos pequeños era la celebración familiar por excelencia.

Deberíamos repetir estos encuentros porque, al recordar, se revive. Recordar quiénes somos, de dónde venimos y a los que ya no están. Y brindar por lo que nos quede, Dios mediante.

Después del último, se sucedieron mensajes y mensajes con recuerdos y recuerdos... Entre ellos, una de las primas, nos refrescó otro casi olvidado.

Loli (misionera en Lima, Perú): “¡Aquí está mi salvador, bueno, nuestro salvador!” (acompañaba el mensaje la foto, amarilla y cuarteada por los años, de un niño algo temeroso, con cara de pueblo y el pelo peinado a flequillo, con un jersey crecedero remendado en un codo, sentado en un pupitre y, en la mano derecha, una pluma con la que parecía escribir en una cartilla de la época; los ojos al frente, un globo terráqueo a la derecha y un mapa político de la España de los sesenta detrás, una de esas que tenemos todas y todos. No sé de dónde la habría sacado, apenas me reconocí). Las palabras me despistaron pero, al releerlas y mirar la foto con detenimiento, los lentos y perezosos recuerdos fluyeron rápido, como cascada que se precipita en la memoria...

Tito (Salamanca): ¡Ya sé por qué lo dices, prima...! Tendríamos siete u ocho años y volvíamos una tarde después de la escuela, de Topas al Taragudo. Era invierno. Había llovido todo el día y el camino estaba embarrado y moteado de charcos de agua, que se confundían con el regato que fluía paralelo al camino. Los burros se resbalaban con facilidad y temíam ... Leer más »

Categoría: Semana Santa | Vistas: 370 | Agregado por: AdminUPCH | Fecha: 26-Mar-2021 | Comentarios (0)

La iglesia de la Purísima acogerá durante la Semana Santa una exposición de dioramas, elaborados por el belenista Óscar Terrero.

La exposición "Dioramas de Pasión" trata de acercar al público la Pasión, Muerte y Resurrección de Jesús de una forma nunca vista en Salamanca: a través de una serie de dioramas - maquetas realizadas todos ellos a mano, siguiendo las pautas del belenismo tradicional.

En cada uno de los dioramas, 9 en total, se puede apreciar una pequeña representación de un momento clave e importante de la Pasión de Cristo:

1. Entrada triunfal en Jerusalén
2. La Última Cena
3. Oración en el Huerto de los Olivos
4. Jesucristo ante Poncio Pilatos
5. Jesucristo con los romanos
6. Vía Dolorosa: Jesús con la cruz acuestas y la Verónica
7. Crucifixión
8. Descendimiento y entierro
9. Resurrección

Los dioramas son de aproximadamente 60 x 80 cms. cada uno, realizados todos ellos de forma manual a excepción de las figuras. Éstas están realizadas en resina cuyas medidas son entre los 9 y los 11 cms.

En cada una de las maquetas existen una gran cantidad de detalles que provocarán gran curiosidad tanto en niños como en adultos y acercarán a ambos a este gran acontecimiento de la historia de la Humanidad.

La exposición de dioramas permanecerá abierta desde el Domingo de Ramos (28 de marzo) hasta el Domingo de Pascua (4 de abril) en la Capilla del Socorro de la iglesia de la Purísima.

Categoría: Semana Santa | Vistas: 340 | Agregado por: AdminUPCH | Fecha: 26-Mar-2021 | Comentarios (0)

Categoría: Semana Santa | Vistas: 206 | Agregado por: AdminUPCH | Fecha: 23-Mar-2021 | Comentarios (0)


Presentación del Via Crucis "Testigos de la Pasión"


Este es el viacrucis que te proponemos para este Viernes Santo de 2020, tan especial por las circunstancias en que nos toca vivirlo. En este camino de la cruz que recorremos hoy caben todos. Cabe la gente de nuestra parroquia, de nuestra Unidad Pastoral y la de todas las parroquias vecinas de nuestra diócesis. Y las de todas la diócesis del mundo… Caben los cofrades y los que no lo son. Caben las mujeres y caben los hombres. Los que tienen fácil la vida y los que se sienten abrumados por los pesos que les han ido cayendo encima y no saben de dónde sacar fuerzas. Caben los viejos, que por ley de vida no son ya jóvenes, aunque algunos para consolarse dicen que lo son de espíritu. Caben también los jóvenes que son viejos, los que están cansados y aburridos como si hubiesen andado ya un camino largo de ochenta años. Caben, por supuesto, los que sufren, especialmente hoy los enfermos, y los que han perdido seres queridos en esta pandemia. Caben, por derecho propio, los sanitarios que se están dejando la vida en curar, en consolar, en acompañar… Y caben también los que sonríen… y los que se sienten solos y tienen ganas de llorar...

En este viacrucis caben todos, aunque un día sólo cupo uno: Jesús. Aquel fue su exclusivo viacrucis, el camino-de-la-cruz original y primigenio. Pero desde entonces todos los viacrucis de la historia se han unido al primero. En todos está Cristo, y en todos andan los otros «cristos», los hermanos de Cristo, los hijos de Dios. Cargan con la cruz; son traicionados y vejados; caen, no tres veces, sino tres mil; en unas ocasiones se levantan de nuevo y en otras quedan en el suelo extenuados; son colgados de la cruz; criticados, apaleados, juzgados, abucheados, rechazados, torturados; y Cristo va siempre con ellos. Viacrucis de Jesús, el Hijo de Dios; y de sus hermanos, los hijos de Dios. El viacrucis no es solo camino: es lugar y ocasión de encuentro. Encuentro de Cristo y sus hermanos; encuentro de los hermanos de Cristo entre sí.

Pretende este viacrucis que proponemos ser un reflejo del auténtico. Del camino-de-la-cruz que recorrió Jesús, nuestro Maestro y Señor. Un camino que no comenzó ... Leer más »

Categoría: Semana Santa | Vistas: 430 | Agregado por: AdminUPCH | Fecha: 09-Abr-2020 | Comentarios (0)

Categoría: Semana Santa | Vistas: 341 | Agregado por: AdminUPCH | Fecha: 07-Abr-2020 | Comentarios (0)

Señor, ten piedad.
R. Señor, ten piedad.
Cristo, ten piedad.
R. Cristo, ten piedad.
Señor, ten piedad.
R. Señor, ten piedad.
Cristo, óyenos.
R. Cristo, óyenos.
Cristo, escúchanos.
R. Cristo, escúchanos.
Dios, Padre celestial.
R. Ten misericordia de nosotros.
Dios, Hijo Redentor del mundo.
R. Ten misericordia de nosotros.
Dios, Espíritu Santo.
R. Ten misericordia de nosotros.
Trinidad Santa, un solo Dios.
R. Ten misericordia de nosotros.
Santa María de la Esperanza, Santa María.
R. Mantén nuestra espera.
Santa Madre de la Esperanza, Santa Madre de Dios.
R. Mantén nuestra espera.
Santa Virgen de la Esperanza, Santa Virgen de las vírgenes.
R. Mantén nuestra espera.
Madre de la Esperanza, Madre de Cristo.
R. Mantén nuestra espera.
Madre de la Esperanza, Madre de la Iglesia.
R. Mantén nuestra espera.
Madre de la divina Esperanza, Madre de la divina gracia.
R. Mantén nuestra espera.
Madre de la Esperanza, Madre purísima.
R. Mantén nuestra espera.
Madre de la Esperanza, Madre castísima.
R. Mantén nuestra espera.
Madre y virgen de la Esperanza, Madre y virgen.
R. Mantén nuestra espera.
Madre santa de la Esperanza, Madre santa.
R. Mantén nuestra espera.
Madre inmaculada de la Esperanza, Madre inmaculada.
R. Mantén nuestra espera.
Madre amable de la Esperanza, Madre amable.
R. Mantén nuestra espera.
Madre admirable de la Esperanza, Madre admirable.
R. Mantén nuestra espera.
Madre de la buena Esperanza, Madre del buen consejo.
R. Mantén nuestra espera.
Madre de la Esperanza, Madre del Creador.
R. Mantén nuestra espera.
Madre de la Esperanza, Madre del Salvador.
R. Mantén nuestra espera.
Virgen de la Esperanza, Virgen prudentísima.
R. Mantén nuestra espera.
Virgen digna de la Esperanza, Virgen digna de veneración.
R. Mantén nuestra espera.
Virgen digna de la Esperanza, Virgen digna de alabanza.
R. Mantén nuestra espera.
Virgen poderosa de la Esperanza, Virgen poderosa.
R. Mantén nuestra espera.
Virgen clemente de la Esperanza, Virgen clemente.
R. Mantén nuestra espera.
Virgen fiel de la Esperanza, ... Leer más »

Categoría: Semana Santa | Vistas: 1502 | Agregado por: AdminUPCH | Fecha: 20-Abr-2019 | Comentarios (0)

Nuestro amigo y colaborador Octavio C. Velasco comparte con nosotros esta reflexión publicada en CHRISTUS, la revista oficial de la Semana Santa de Salamanca (MMXV, edición XVI, época II).

 

“Los soldados del gobernador se llevaron a Jesús al pretorio y reunieron alrededor de él a toda la compañía; lo desnudaron y le pusieron un manto de color púrpura y, trenzando una corona de espinas, se la ciñeron a la cabeza y le pusieron una caña en la mano derecha. Y, doblando ante él la rodilla, se burlaban de él diciendo: "¡Salve, rey de los judíos!" Luego le escupían, le quitaban la caña y le golpeaban con ella la cabeza”(Mateo 27, 27-30).

 

El hecho, humanamente hablando, estremece, sobrecoge e indigna. Desnudarlo en público supone humillarlo ante todos. Además, le ponen un manto de color púrpura (propio de cónsules, reyes, emperadores y sumos sacerdotes) a un desnudo, a un “sin nada”. Le ciñen una corona de dolor en la cabeza y, como cetro (símbolos de dignidad real), le ponen en la mano derecha una caña, para que empiece a reinar un don nadie. Luego se arrodillan y se burlan de tal majestad diciéndole: “Te saludo, rey de nada, rey de nadie”. Y la cosa no queda ahí, le escupen (con lo peor de la vida que sale de adentro), le quitan la caña, por si en la parodia hubiera alguna duda, y le golpean en la cabeza, para que le duela haber pretendido ser rey, siendo nada, siendo nadie. Es un rey casi de risa. ¿Se puede llegar a menos?

Ante tales humillaciones, la actitud de Jesús es de humildad (incluso aunque ante la muerte diga: “Dios mío, Dios mío, ¿por qué me has abandonado?”) pero, aún en ella y desde ella, se presiente, se ve venir su fracaso ante los hombres. Ya solo por correr esta injusta suerte nos enamora el alma y el corazón. Es otro inocente más, como tantos antes y después de Él, como tantos hoy, a los que la noche oscura sitúa en cualquier encrucijada de la vida, por buscar el pan, la paz, la justicia, la libertad o la vida digna de la mano del Evangelio de Jesús. Es otro fracasado más, como tantos antes y después de Él, como tantos hoy.

Pero Dios, el Dios de la his ... Leer más »

Categoría: Semana Santa | Vistas: 1143 | Agregado por: AdminUPCH | Fecha: 19-Abr-2019 | Comentarios (0)

Categoría: Semana Santa | Vistas: 538 | Agregado por: AdminUPCH | Fecha: 07-Abr-2019 | Comentarios (0)

1 2 »